Inicio > Blog > Temas Universales > “DESCUBRIENDO MIS DISFRACES Y APRENDIENDO QUIÉN SOY YO”

“DESCUBRIENDO MIS DISFRACES Y APRENDIENDO QUIÉN SOY YO”

IMG_20180730_232605

Milton Erickson, padre de la Hipnosis Moderna, utilizaba en los procesos de Psicoterapia temas Universales, porque son afines a todos; decía que aunque cada persona es única, todos por el hecho de ser humanos y compartir las mismas experiencias básicas, somos muy parecidos en el fondo y por supuesto, los que crecimos en la misma sociedad y cultura, somos todavía más parecidos. Dentro de estos temas universales podemos hablar de los estigmas que recibimos desde muy temprana edad, incluso desde el momento de nacer, éstos de acuerdo a la Dra. Teresa Robles, son una especie de Disfraces que cargamos puestos, porque de tanto escucharlos, terminamos creyendo que lo somos. A cada disfraz corresponde un libreto que dice cómo comportarnos, de esta forma nos ubicamos en el “Deber Ser” dejando a un lado el “Ser”. Todo esto por supuesto lo adquirimos de manera inconsciente. Cuántas veces hemos escuchado decir de un bebé al nacer ¡Es igualito a su papá, mamá, tío!, etc. y si con el paso del tiempo se siguen dando estas expresiones, él terminará creyéndolo; así es que si el papá tiene estereotipos que limitan el crecimiento, estos con seguridad los va adquirir. Otros estigmas o disfraces pueden ser: Eres el hijo malo; inquieto; insoportable; el tonto, gordo, feo, el enfermo, etc. Incluso hay algunos disfraces que son positivos, pero pesan demasiado, tales como: ¡Eres el hijo más inteligente, el más bueno, el que siempre dice que sí!. Recordemos que el libreto dice “Así hay que Comportarse”, aún en contra de Sí mismo. Independientemente de qué Disfraces se tengan, éstos esclavizan, no nos dejan ver quiénes somos en realidad.

Algo que es común, es que muchas veces se tiene un disfraz sobre otro, y otro. Hay algunos que nos podemos dar cuenta de ellos, pero de otros no, porque son metafóricamente hablando transparentes.
Socialmente se dan disfraces que marcan demasiado y que provienen de dichos, de creencias populares como por ejemplo: los hombres no lloran porque son fuertes; las mujeres son débiles, deben obedecer y ser calladas, etc.

Todos los disfraces limitan nuestro crecimiento, nuestro bienestar, nuestra evolución. Sin embargo lo mejor es que podemos desprendernos de ellos y descubrir o darnos cuenta quién realmente somos, con todas nuestras cualidades, virtudes y por qué no decirlo, con nuestros supuestos errores. Somos humanos y somos perfectibles.

¿Cómo eliminar o transformar los disfraces? Es a través de los Estados Amplificados de Conciencia en que los cambios son más fáciles porque la neuroplasticidad implica una reestructuración en la información.
La Hipnosis Ericksoniana basada en la Sabiduría Universal es la propuesta metodológica, porque nuestra Mente Inconsciente se conecta con la Fuerza Creadora del Universo, con esa Inteligencia Absoluta, con ese Centro de Sabiduría que está adentro de tí, de mí, de cada ser humano; en cada árbol y ave, en una gota de rocio, en cada estrella.

En la Teoría del Holograma se postula que en cualquier parte del todo está la información de todo el Universo, así es que en nosotros está ese poder infinito que nos puede liberar de esos Disfraces.

Recuerda: “NO ERES LO QUE LOS DEMAS CREEN QUE ERES”

También le puede gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *