¡Tus creencias cambian tu biología!

La capacidad del ser humano de transformar sus emocionales y de sanar sus padecimientos físicos a través de un manejo adecuado del pensamiento, es posible.

De acuerdo a las investigaciones del científico Brece Lipton, casi un cien por ciento de las enfermedades no están determinadas por nuestra genética (ADN) sino por el medio ambiente y por las sustancias neuroquímicas que generan nuestros Pensamientos y Creencias.

Hasta hace algunos años se creía que nuestro ADN determinaba en absoluto nuestra Biología, nuestras Emociones y Conductas, y que por lo tanto estábamos condenados a tener los mismos padecimientos de nuestros antecesores, como el cáncer, diabetes, obesidad, enfermedades mentales, cardiovasculares, etc., la verdad es que no es así. Esto esta cambiando muchos paradigmas  de la ciencia médica tradicional.

Con el surgimiento de una nueva ciencia, la Epigenética (por encima de la genética) se tienen cada vez más evidencias  de que podemos ser los dueños de nuestra propia biología, podemos influir en ella porque las células son capaces de reaccionar a nuestros pensamientos.

Bruce Lipton nos dice en su libro “La Biología de la Creencia” que nuestros padecimientos tienen que ver con la manera en que vivimos. Nuestra vida depende de los programas que hemos adquirido principalmente durante los primeros 7 años de vida.  Asegura que el 70% de ellos son limitantes, porque conllevan aspectos de Desconfirmación y Descalificación que impactan seriamente nuestra la Identidad, nuestra Autoestima.

De sus maravillosos descubrimientos científicos que están revolucionando el mundo de las ciencias, podemos mencionar dos: En el primero, tomó tres porciones iguales de células madre, todas provenían de una sola, tenían exactamente la misma carga genética, las sembró en cada placas de petris, con sustancias distintas y las dejó en ambientes diferentes por un tiempo determinado.  Lo que se esperaba es que las tres muestras tuvieran los mismos resultados, pero ¡No fue así! una muestra formó músculo, otra hueso y la tercera grasa ¿Cómo era posible esto? Tal resultado llevó a la conclusión de que el ambiente es más determinante en nuestra Biología que la Genética.

En un segundo experimento, hizo una Enucleación en una gran cantidad de  células, es decir, les hizo una sustracción del núcleo, eliminando así el ADN ¡Los resultados fueron sorprendentes! Las células tuvieron una función prácticamente normal, vivieron así por tres meses. Con esto concluyó que el cerebro de las Células es la Membrana -que es la que responde al ambiente- y no el núcleo.

Nuestro cerebro produce sustancias bioquímicas llamadas Neuropéctidos, estas refrendan la naturaleza de nuestros pensamientos en los 50 trillones de células que forman nuestro cuerpo. ¿Te imaginas? ¡Todas ellas sienten lo que pensamos!

Las investigaciones científicas de Joe Dispenza citadas en su libro “Deja de ser tú” y las de Bregg Braden en su libro “La curación espontánea de las creencias” sustentan los resultados de Bruce Lipton, con esto ellos concluyen que ¡Nuestros Pensamientos y sobretodo nuestras Creencias determinan nuestra Calidad de Vida!

Severo Martínez Aroche

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat