La Pandemia: “Una experiencia de vida que lleva a una transformación del Alma” (Primera Parte).

Todas nuestras experiencias tienen un significado según nuestra percepción, porque nuestros esquemas, creencias y valores, son los filtros por los que pasa la información que recibimos. Cuando aprendemos a ver lo que vivimos desde diferentes perspectivas, tenemos significados distintos, incluso algunos que nos hacen Crecer.

Esta experiencia que el mundo entero está viviendo, implica un reto ante un adversario invisible, pero si todos tomamos Conciencia de hacer lo correcto, podemos derrotarlo. ¡Es momento de trascender espiritualmente!

Algo que debemos reconocer, es que somos Seres Espirituales teniendo Experiencias Humanas.

Veamos por un momento con objetividad lo que está ocurriendo:

Por un lado, nuestra mente se está saturando de tanta información que es repetitiva, lamentablemente ésta, queda pautada en nuestro Inconsciente, lo que puede llevar a Trastornos Emocionales y Psicológicos; a la Depresión del Sistema Inmunológico y/o a un desequilibrio en el Sistema Endocrino, entre otras cosas más.

Por otra parte, al tener presente en nuestra mente al microorganismo, en cierta forma lo estamos fortaleciendo. Prácticamente toda la humanidad está hablando y pensando en él, pero lo peor es que lo estamos considerando invencible. Hay un principio de la Física Cuántica que reza: “Donde focalizas tu atención, ahí haces Crecer” porque en eso concentras tu energía. Recordemos que nuestros pensamientos son átomos que influyen no solamente en nuestra realidad interna, sino externa. Es como cuando se ora por alguien, sin importar la distancia esa energía llega a él.                                                                                                         

¿Qué hacer?

  • Identifica aquello que te está perturbando,  tal vez aparezca en tu mente una Imagen, Idea o Creencia, o quizás percibas en tu cuerpo una Sensación (de vacío, soledad o alguna otra más) Sentimientos o Emociones (angustia, miedo, etc.)
  • Si es una imagen, eclípsala sobreponiendo otra con una connotación positiva: Tal vez quieras imaginar una gota de rocío donde atraviesan los rayos dorados del sol; quizás un bosque donde los árboles se mesen suavemente con el viento, o lo que tú prefieras. Agrégale música, movimiento y apréciala en tercera dimensión.
  • Si es una idea o creencia, imaginariamente bórrala; altera su estructura cambiando el orden de las palabras; o bien puedes ponerle un sello que diga “CANCELADO”  ¡De acuerdo a la Neurociencia, para nuestro Cerebro lo que Imaginamos es Real!
  • Si aparece una Sensación, Sentimiento o Emoción, al inhalar imagina que respiras el aire más limpio que pueda existir, y al exhalar, imagina que sale esa emoción. De esta forma te disocias de ella y pierde su fuerza.
  • Focaliza tu atención en tu presente, en la actividad que estás haciendo, esto evitará que tu mente se vaya con facilidad al pasado que te puede deprimir o a un futuro incierto que te puede angustiar.

Estas son técnicas de Programación Neurolinguística que si las utilizas con constancia, verás su Eficacia.     

  • Realiza las actividades que fortalezcan tu Sistema Inmunológico y tu Espíritu: Canta, baila, y sobretodo disfruta tu familia, ella es el tesoro más grande que puedas tener en la vida.
  • Medita, solo concéntrate en tu respiración unos segundos y lleva la Conciencia a tu Corazón, mantente en ese espacio e imagina que desde ahí estas respirando. En ese espacio, en esa quietud yace una presencia Divina, agradece, siente su presencia y disfruta esta maravillosa experiencia.      Recuerda, todo el Universo está hecho de esa Energía Sabia: Las estrellas, las plantas, los animales y por supuesto la Humanidad entera: ¡Tenemos derecho a la Vida y bien vale la pena luchar por ella!

Severo Martínez Aroche

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat