¿Quién fue Milton H. Erickson?

El Dr. Erickson fue promotor del renacimiento de la Hipnosis Terapéutica contemporánea e inspirador de numerosas orientaciones en Psicoterapia. Él nació el 5 de Diciembre de 1901 en Aurum, Nevada, E.U., por circunstancias de la vida padeció de cierto daltonismo, tenía dificultad  para distinguir los colores, solo era capaz de percibir con más claridad el color púrpura; además tenía sordera para algunos tonos, las dificultades que tuvo en el aprendizaje de la lecto-escritura, llevaron a los especialistas a considerarlo disléxico.

A los 17 años tuvo un ataque de poliomielitis quedando hemipléjico, sus padres, humildes granjeros solicitaron el servicio de unos médicos quienes al verlo, pronosticaron que no amanecería al día siguiente, esto lo escuchó Milton y en lugar de entristecer se aferró a la vida a pesar de que al otro día amaneció inconsciente. Al tercer día, reaccionó, y su vida se redujo a percibir todo lo que sucedía en su entorno, pero además de eso, se pasaba horas recordando sus experiencias, imaginaba vívidamente que corría por el campo, que trepaba en los árboles y nadaba en el río; sin saberlo, estas experiencias virtuales eran Estados Amplificados de Conciencia que estaban transformando su realidad.

Un día en que estaba embelesado, imaginando y sintiendo sus recuerdos, empezó a notar que tenía pequeños movimientos en los dedos de sus manos, asombrado de esto, descubrió que su cuerpo respondía a lo que imaginaba.                                                                     

A través del tiempo Milton logró caminar apoyado con muletas y después sin ellas. El aseguró que su enfermedad fue su mejor maestra, pues a través de ella, descubrió que con la imaginación  (a la que llamó  Trance Natural) estamos en comunicación con la Mente Inconsciente,  donde yacen infinitos recursos para transformar nuestra vida.

El Dr. Milton Erickson llegó a estudiar Psicología y Medicina al mismo tiempo. Como Psicoterapeuta y padre de la Hipnosis Moderna, ha sido y seguirá siendo admirado por sus seguidores en el mundo entero. Como ser humano fue un hombre extraordinario, grandes personalidades de su época lo seguían y admiraban. Gregory Bateson decía que Milton Erickson era el “Mozart de la Psicoterapia”. Sus intervenciones eran mágicas y fascinantes, los casos más difíciles los resolvía muchas veces en una sola sesión.

Manejaba con mucha destreza y elegancia un lenguaje indirecto: las metáforas, anécdotas, cuentos y hasta los chistes eran sus mejores recursos.

Cuenta su hija Bety que en las sesiones él entraba en trance logrando una mejor conexión con sus pacientes. Esto es así, quienes tenemos una formación Ericksoniana llegamos a entrar en un trance (superficial) junto con el consultante, lo que nos lleva a una sincronicidad, a una mejor comunicación.

Milton Erickson es un Gurú, nos ha dejado un gran legado permitiéndonos ayudar a las personas a descubrir sus propias capacidades para transformar sus vidas.

Severo Martínez Aroche                                                          

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat