No soy lo que me ha pasado, soy lo que decido ser (Carl Jung)

En las últimas décadas se ha agudizado en el ser humano un desequilibrio emocional y psicológico que obedece aparentemente a múltiples factores. Se llega a pensar en primera instancia en el estrés, derivado de presiones laborales, conflictos económicos, familiares o de otra índole. Generalmente se cree que son los acontecimientos los que llevan a éste desequilibrio. Sin embargo la situación no es precisamente así, nuestras emociones, actitudes y comportamiento obedecen más a nuestro sistema de creencias, a nuestra realidad interna.

La realidad interna se va estructurando inconscientemente con base a nuestras experiencias: se forma un sistema de neuroimágenes, sensaciones y creencias con las que interactuamos con el mundo y con nosotros mismos. Debemos de tener claro, que en nuestras relaciones y en muchas otras experiencias, somos responsables de nuestras emociones, sentimientos y conductas, y no los demás ya que somos nosotros los que le damos sentido y significado a las cosas.

De nuestra realidad interna lo más poderoso es nuestro sistema de creencias, ¿Pero qué es una Creencia? De acuerdo al científico norteamericano Gregg Braden es la certeza que tenemos de que es verdad lo que pensamos y además sentimos que eso es cierto.

Si nuestras creencias son muy poderosas, por qué no cambiar las limitantes por las que nos permiten un crecimiento, un bienestar, incluso un cambio importante en nuestro Estado del Ser.

Podemos reestructurar nuestro mundo interno y descubrir nuestra grandeza: la de Ser verdaderamente nosotros mismos, no lo que los demás piensan que somos.

¡La Psicoterapia e Hipnosis Ericksoniana basada en la Sabiduría Universal, es un recurso muy valioso para lograr un cambio en nuestra vida emocional, psicológica, física y espiritual!

En un Estado Amplificado de Conciencia (trance) nuestra actividad cerebral está en nivel Alfa o bien en Theta, donde se da la neuroplasticidad con mayor facilidad. Es así como la reestructuración en las redes neurológicas nos permite una transformación en nuestra historia de vida.

Así es que no por lo que nos haya pasado en la vida debemos de esclavizarnos a eso, existen posibilidades infinitas de vivir un nuevo Estado del Ser. De hecho, es una misión de vida transformarnos y evolucionar.

Severo Martínez Aroche

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat