Tus creencias no están hechas de realidades, sino más bien es tu realidad la que está hecha de tus creencias

Milton Erickson, padre de la Hipnosis Moderna afirmaba que el Ser Humano por naturaleza tiende al crecimiento y al bienestar, sin embargo se preguntaba ¿entonces por qué tiene limitaciones? Fue a través de sus investigaciones que concluyó que esto obedecía a las creencias y aprendizajes equivocados, adquiridos principalmente en la niñez ¡Esto es lo que verdaderamente limita su crecimiento y evolución!

Las Neurociencias y la Psicología postulan que en los primeros siete años de vida, entra con facilidad información  a lo más profundo de la mente inconsciente, debido a que a esa edad no hay filtros, no se cuenta con un buen nivel de madurez en los procesos cognitivos. Por otra parte, afirman, que nuestras Neuronas Espejos facilitan la imitación e introyección inconsciente de creencias, de formas de pensamiento que van configurando nuestra Realidad Interna. Con base a ella es como pensamos, sentimos y actuamos ¡Nosotros le damos sentido a las cosas, a las experiencias de la vida!

Las Creencias Limitantes nos hacen actuar en forma automática y precipitada porque no las cuestionamos, sin querer las aceptamos como verdad absoluta,  es así como nos esclavizamos a ellas.

Cuando a un niño o incluso a un adulto, se le dice repetidamente algo, termina inconscientemente creyendo que es verdad, y se vuelve para él un Postulado de Vida.

Cuántas veces se le dice a un niño que los hombres no deben llorar; a las niñas aún se les hace sentir que son inferiores a los niños, e incluso que son menos inteligentes que ellos ¡Estas son creencias que frustran y que destruyen!

Prácticamente nuestro sistema de creencias es el que nos conduce en la vida. Las creencias son poderosas porque sin querer, nosotros les damos ese poder al obedecerlas, al considerarlas como verdad absoluta.

Nuestras creencias tienen una connotación emocional intensa, pero no por esto quiere decir que son imposibles de transformar o erradicar.

Cada pensamiento es refrendado en nuestro cuerpo; nuestro cerebro hace que se segreguen sustancias que se llaman Neuropéptidos  que recorren todo nuestro cuerpo, así es como sentimos la naturaleza nuestros pensamientos. ¡No es posible que tengamos pensamientos agradables y que estemos tristes!

Algo que debemos de tener muy presente: Todos tenemos la capacidad de transformar nuestras vidas, nuestros destinos cambiando nuestro Sistema de Creencias.

Severo Martínez Aroche

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat