Mi conexión con Dios

Decía el Dr. Milton Erickson que el ser humano por naturaleza tiende al bienestar y la felicidad, y cuenta con todos los recursos para lograrlo: capacidad de sentir, amar, imaginar, crear, e incluso de comunicarse a un nivel espiritual con la Sabiduría Universal. La ciencia a ella le ha dado muchos nombres: Conciencia Absoluta, La Gran Matrix, Campo Cuántico, Inteligencia Creadora del Universo, etc., pero si tú quieres llamarle Dios, está bien, estamos refiriéndonos a lo mismo.

Algo que tenemos que reconocer, es que en la cotidianidad de la vida tenemos experiencias hermosas, pero también difíciles y complicadas que generalmente las consideramos como negativas o malas, puede ser una enfermedad, un estado depresivo o algo más, sin embargo estas experiencias también tienen un sentido positivo en nuestra vida, por muy difícil que nos parezca.

Si reflexionamos y nos preguntamos Para Qué en lugar de Por Qué estamos inmersos en esa situación, seguramente tendremos clara una respuesta: Para Crecer y Evolucionar.

La vida está llena de contrastes, cuando estamos inmersos en la tristeza, nuestra energía vibra en una frecuencia baja, generalmente estamos recordando cosas desagradables del pasado;  pero cuando experimentamos la felicidad, es porque estamos creando pensamientos positivos o estamos en nuestro presente viviendo una agradable experiencia; nuestra vibración  se sintoniza con el Universo y vivimos un estado espiritual de Paz y Armonía en nuestro interior.

La Física Cuántica, tienen cada vez más evidencias de que el todo está en las partes, esto quiere decir que Dios o la Sabiduría de todo el Universo, está dentro de ti, de mí; está en el aire que respiramos, en los rayos del sol, en la suave fragancia de un bosque, en el bosque entero. ¿Te parece poco para Ser Feliz?

Severo Martínez Aroche

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat